Otra forma de estar a la moda

En septiembre la uruguaya Mónica Zanocchi desembarcó en la Semana de la Moda de París para ver y disfrutar de la crema y nata de la moda mundial. Tenía acreditación para el desfile de Hermés, de Jean Paul Gaultier y de Chanel. Pudo acceder al backstage de Stella McCartney, donde no solo la conoció a ella, sino que estaban su padre (sí, Paul), su esposo y sus cuatro hijos (sí, cuatro). También presenció el lanzamiento de la nueva colección de carteras de Sofia Coppola para Louis Vuiton y el último desfile de Marc Jacobs para esta emblemática grifa de bolsos. En la Ópera de París, los jardines de Luxemburgo y L`Orangerie se cruzó con musas e inspiradoras. Y con su pequeña cámara, una Samsung NX1000, registró en imágenes cada uno de esos instantes que esta semana narró en varios posts de Blog Couture (blogcouture.info), el blog de moda que creó en 2007 y hoy recibe 30 mil visitas al mes.




Como las de Zanocchi, segundo a segundo miles de bitácoras se suman al ciberespacio y hace tiempo que se habla de una "generación blogger". Son aquellos que tienen menos de treinta y pico, dominan Internet y las redes sociales y encontraron en este formato la manera de llegar a un público segmentado por intereses. Hay blogs de viajes, gastronomía, salud y, claro, de moda. En Uruguay, Zanocchi (32), licenciada en Administración de Empresas con especialidad en Marketing, diseñadora formada en la escuela de Pablo Giménez y ganadora del primer certamen Lúmina (organizado por Punta Carretas Shopping), fue una de las precursoras. "A partir de la experiencia del concurso me di cuenta de que hacía falta un espacio para discutir a fondo y en serio sobre el tema de la moda. Estaban pasando cosas muy interesantes pero los medios tradicionales no las estaban analizando ni las estaban hablando con propiedad. También era necesario un espacio para potenciar, apoyar, motivar e inspirar. Así nació Blog Couture", recuerda.

De ese momento pasaron ocho años y muchas revoluciones, sobre todo tecnológicas. Lo que comenzó como un espacio de catarsis y visión personal -rasgo intrínseco a todo blog- se profesionalizó, con colaboradores de la región y una cuota importante de información sobre el mundo fashion.

Además, en 2009 se sumó a la propuesta Natalia Jinchuk y al tiempo la dupla abrió Estudio Couture, una empresa que genera contenidos digitales, maneja redes sociales, organiza eventos y hace asesoría de prensa especializada.

Hoy, Blog Couture se afianza más como un sitio que como un blog. "A pesar de ser un híbrido todavía tiene una mirada editorial y una conexión muy estrecha con la comunidad. Al ser un medio que surgió en lo digital y nunca pasó al soporte papel, nos parece importante que existan nuestras voces visibles y que la gente se pueda conectar desde ahí", explica Jinchuk.

En Uruguay los blogs parecen estar en decrecimiento luego de un auge importante hace algunos años: hay unos 110.000, según el Perfil de Internauta Uruguayo.

A nivel mundial se siguen contando por varios millones. "Lo cierto es que hay muchos, de la misma manera en que hay muchas panaderías, restaurantes o tiendas de ropa y, sin embargo, se siguen abriendo nuevos negocios cada día", escribió, en su blog, el bloggero y gestor de redes español David Gómez Ramírez.

Con más de 1,5 millones de visitas mensuales, The Sartorialist (thesartorialist.blogspot.com) es uno de los blogs de moda más visitados. Su autor es el fotógrafo Scott Schuman, quien trabajó para Valentino y Jean Paul Gaultier hasta que un día comenzó a capturar imágenes de gente común por las calles de Nueva York. O, como se dice en el ambiente, a cultivar el "street style". "Elijo los personajes al azar por su estilo y los retrato cuando están desprevenidos", ha dicho.

The Sartorialist y The Man Repeller (manrepeller.com) son los principales referentes de las bloggers uruguayas, que no son muchas y lo hacen -sobre todo- por amor a la moda. "Hace dos o tres años hubo una mini explosión, pero lo curioso es que quedó por ahí, no siguió creciendo", comenta Zanocchi. En esa suerte de boom nació, en 2011, Fashion y Pride (www.fashionandpride.com), el blog más personal de los exponentes uruguayos, a cargo de Erika Stiglitz (27). "Surgió como una necesidad de tener una voz propia, de mostrar un punto de vista personal y contarle a la gente que las tendencias no son lejanas, la moda es algo cercano y que se puede vivir día a día más allá de las pasarelas", dice Stiglitz, diseñadora gráfica y comunicadora de moda. Si en The Sartorialist el fuerte es el "street style", en Fashion y Pride es, sin dudas, el "personal style". Fotos de Erika con su look en blanco y negro, fotos de Erika con short de cuero y campera de jean, fotos de Erika en la Moweek del LATU. "Fue un grito de liberación para ir en contra de esa visión hipócrita que tiene la sociedad uruguaya de la moda, donde prima el qué dirán. No hay mayor burla que subir todos los días una foto tuya con lo que te pusiste y que lo vea todo el mundo".

Por las características de su blog, Stiglitz publica dónde compra y cuánto cuestan sus prendas. "Me gusta el concepto de estar a la moda a un precio asequible. Demostrar que con un guardarropas como el tuyo o el mío podés variar y sobrevivir con estilo y gracia". Nunca recibió presiones ni tuvo problemas con las marcas. "Al contrario, siempre súper agradecidos". ¿Y las presiones? "Mantengo la autenticidad ante todo, si algo no me gusta, prefiero no hablar".

Pero los conflictos a veces ocurren. De hecho, ese fue el puntapié para que Sofía Bauzá Saavedra (29) le diera vida a La Rubia Mala (www.rubiamala.com), que comenzó en 2011 tras un período de colaborar en otro proyecto. "Yo escribía una columna en otro blog, pero un día me censuraron, me calenté y les dije que iba a abrir mi propio blog", recuerda. Le hizo la propuesta a su amiga Belén Amorosi, en Buenos Aires, y a la semana tenían la página armada. "Mi meta es decir lo que me gusta y lo que tengo ganas. No tiene un fin altruista social, es más que nada una satisfacción personal. Capaz que soy egoísta, pero tengo la tesitura que si no te gusta, no lo leas", explica.

Su especialidad es el "coolhunting", o sea cazar tendencias en las calles o Internet, una práctica que comenzó cada vez que Bauzá salía de viaje. Hoy lo hace no sólo para su blog, también para asesorar empresas y marcas. Estudiante de abogacía y diseño, tiene su propio emprendimiento de Social Media y trabaja para Magma. La Rubia...recibe unas 15 mil visitas al mes.

Pero los blogs no están solos. Cada vez es más común que sus contenidos se complementen en Facebook, Twitter e Instagram. "Cada red tiene su personalidad y en cada una se postean cosas diferentes, pero en definitiva es un todo, porque se retroalimentan", dice Bauzá. Para Zanocchi, en el rubro moda Instagram fue la gran revolución. "Nos dio la posibilidad de estar en el front row de todos los desfiles del mundo al mismo tiempo que cualquiera". En París, Zanocchi conoció a la ex modelo francesa Inès de la Fressange, a quien le tomó una foto que subió a Blog Couture e Instagram. Entre los comentarios que intercambiaron, Inès elogió su pequeña cámara blanca. Y a los pocos días, en su cuenta de Instagram, colgó una foto de su nueva adquisición: la misma Samsung. "Nos acercó mucho a ese mundo que antes nos resultaba tan distante. Hoy lo tenés ahí y es obvio".
El disfrute que genera dinero

En Uruguay, tener un blog todavía es más una pasión que un negocio. Y la moda no es la excepción. Después de dos años "de lucharla", La Rubia Mala, de Sofía Bauzá, "está empezando a generar dinero". Pero en realidad, lo que más le da son trabajos. "Es como un currículum online que atrae clientes para todas las áreas". ¿Vivir del blog? "Ni cerca, todavía estoy a años luz".
Necesario diccionario

El estilo de cada blog lo impone la cabeza y la pluma que los crea. Aquí van algunos términos que ayudan a comprenderlos mejor. Y a diferenciarlos.

Street style. Cuando lo que prima son las fotografías callejeras. Los pioneros fueron los hermanos Seeberger.

Personal style. Cuando el centro de atención es él o la blogger, sus looks y su guardarropas.

Coolhunting. Implica identificar tendencias y cambios de consumo; hoy muchas marcas contratan coolhunters para diseñar sus colecciones.
¿Quién lee un blog de moda?

SI bien es frecuente que muchas marcas apunten en sus campañas a un público entre 18 y 25 años, las bloggers uruguayas señalan que la edad de sus lectores llega hasta los 40. "Me ha pasado de cruzarme con una señora en la Moweek que me dice que le encantó tal o cual consejo", recuerda Erika Stiglitz, de Fashion y Pride.

En general, el público está integrado por gente innovadora, creativa, interesada en la moda, la estética y la tecnología. "Y muchos chicos gay", puntualiza Stiglitz.


Recomendado

Más taringadas

Suscribite !