El tráfico de internet se triplicará en 2021 y el consumo de video tendrá parte de culpa

El tráfico IP global experimentará un gran crecimiento entre 2016 y 2021 que le hará alcanzar los 3,3 zettabytes anuales. Esta cantidad multiplicará aproximadamente por tres los 1,2 ZB anuales registrados en 2016, lo que supone una tasa de incremento interanual del 24%.



Tal y como confirma la multinacional Cisco en un comunicado, esta multiplicación por tres del tráfico IP en este periodo también se producirá en España, que prevé alcanzar los 37 exabytes anuales en 2021, frente a los 12 EB registrados en 2016. La cifra prevista es el equivalente en gigabytes a que todas las películas producidas en el mundo en toda la Historia crucen las redes IP españolas cada dos horas.

Estos datos han sido extraídos de la duodécima edición del informe anual «Cisco Visual Networking Index (VNI) Global Forecast and Service Adoption 2016-2021», que asegura que al término de este periodo habrá 4.600 millones de usuarios de Internet, equivalente al 44% de la población mundial. En España, por su parte, se prevé que en 2021 habrá 36,3 millones de internautas -un 79% de la población del país-, lo que suponen 2,8 millones más de personas conectadas.

En el plazo de cinco años que recoge el estudio de Cisco, se pasará de los 17.100 a los 27.100 millones de dispositivos conectados a Internet, lo que significa que habrá tres «gadgets» por cada habitante del planeta en 2021, frente a los dos que había en 2016. En España, se prevé que se alcanzarán los 345 millones de dispositivos conectados dentro de cuatro años, siete por habitante, mientras que en 2016 se habían contabilizado 196 millones.
«Internet de las Cosas» y auge del video

Dentro de los tipos de conexión llamados a incrementarse en los próximos años se encuentran las «máquina a máquina» o M2M, que en 2021 representarán más de la mitad del total de conexiones a escala global y generarán el 5% del tráfico IP. Los avances en el Internet de las Cosas harán que se multipliquen por casi 2,4 los 5.800 millones de conexiones M2M que se registraron en 2016, hasta llegar a los 13.700 millones en 2021. En España, estas conexiones alcanzarán los 223 millones.

El vídeo seguirá dominando el tráfico IP, representando el 82% en 2021 (79% en España), desde el 73% contabilizado en 2016 (64% en España). A escala global, dentro de cuatro años habrá casi 1.900 millones de usuarios de vídeo en internet, excluyendo los sólo móviles, y se consumirán tres billones de minutos de vídeo en internet mensuales, lo que supone cinco millones de años de vídeo mensuales o un millón de minutos de vídeo cada segundo. En España, el vídeo representará el 77% de todo el tráfico de internet en 2021, y se consumirán 46 millones de minutos cada mes.

El vídeo en directo se multiplicará por 15, alcanzando el 13% de todo el tráfico de vídeo en internet en 2021, lo que supone un mayor uso de aplicaciones de televisión y de vídeos personales en «streaming» en redes sociales. La realidad virtual y la realidad aumentada también crecen a buen ritmo, multiplicándose por veinte para 2021 y suponiendo el 1% del total de tráfico de entretenimiento. Globalmente, la velocidad media de banda ancha fija se multiplicará casi por dos entre 2016 y 2021, desde los 27,5 Mbps hasta los 53 Mbps. En España, se multiplicará casi por dos entre 2016 y 2021, desde los 38 hasta los 65 Mbps.
Incremento de la movilidad

El informe «Cisco Visual Networking Index (VNI) Global Forecast and Service Adoption 2016-2021» ha extraído otras conclusiones, como es el incremento de la movilidad. El estudio prevé que el 73% de todo el tráfico de internet en 2021 se generará en dispositivos WiFi y móviles, mientras que el porcentaje ascenderá al 77% en España.

En materia de conexión, también se destaca que el número de «hotspots» WiFi públicos se multiplicará por seis a escala global entre 2016 (94 millones) y 2021 (541,6 millones). Los países con mayor número en 2021 serán China (170 millones), EEUU (86 millones), Japón (33 millones) y Francia (30 millones).

Este incremento en las conexiones también vendrá de la mano de un aumento del número de ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS), capaces de paralizar las redes inundando servidores y dispositivos de red con tráfico procedente de múltiples fuentes IP. Estos crecieron un 172% en 2016 y se multiplicarán por 2,5, hasta los 3,1 millones, en 2021 a escala global.


Recomendado

Más taringadas

Suscribite !