Magazine

Ni siquiera ver una fotografía que nos disgusta demasiado, se compara a la experiencia de rechazo que todos vivimos alguna vez al escuchar el sonido de nuestra propia voz.

Es uno de los cócteles para el verano, esos perfectos para tomar en la playa, de día o de noche, y que le alegran a uno las vacacio.

Comenzaremos por un cóctel muy veraniego que además admite un montón de variaciones: el daiquiri, cuyo origen se remonta al siglo XIX en Cuba, cuando un ingeniero norteamericano, Jenning Cox, tuvo que ingeniárselas para agradar a unas visitas sin su querida ginebra, y le añadió zumo de limón y azúcar al ron local.

El nombre se lo puso Giacomo Pagluichi, capitán del Ejército Liberador e ingiero italiano compañero de Cox, que lo tomó del nombre de la playa que había en las proximidades de la mina donde trabajaban ambos. Luego se hizo famoso en el Bar Americano del Hotel Venus en la cercana ciudad de Santiago de Cuba, donde Cox y Pagliuchi solían beber, y de ahí dio el salto a La Habana y luego a la fama mundial.

Ingredientes

9 partes de ron blanco, 4 partes de zumo de limón, 1 parte de azúcar
Aunque no es estrictamente necesario, a mi me gusta servir el daiquiri en una copa escarchada con azúcar. Para ello colocamos el azúcar en un plato llano, mojamos el borde de la copa con una rodaja de lima y posamos la copa boca abajo para que se pegue bien el azúcar. Tampoco está de más enfriar previamente la copa con hielo.

Luego, en una coctelera con abundante hielo, vertemos el ron blanco, el zumo de limón y el azúcar. Agitamos con fuerza durante un buen rato para que el hielo se escarche y, salvando las distancias, haga una especie de granizado, que es también una forma de preparar este cóctel, solo que usando una batidora de vaso.

Daiquiri 2
El daiquiri no tiene una copa oficial como tiene otros cócteles como el margarita, pero tanto en la copa de éste como en una de Martini queda perfecto. Las versiones que llevan zumos de frutas, como plátano o fresa, en vez de zumo de limón, se suelen servir en vaso o copa largos, ya que normalmente llevan más proporción de zumo que de ron.

Por último, comentar también que podemos añadirle una parte de marrasquino para preparar lo que se conoce como daiquiri Hemingway. También se puede cambiar parte del zumo de limón por zumo de lima para ser más acorde al original, aunque su sabor resulta menos agradable.

Tomado de www.tendenciashombre.com

"¿Y si soy la próxima?", decía el cartel que sostenía una de las mujeres que se unió en la tarde de este sábado a la marcha contra la violencia de género convocada por la Coordinadora de Feminismos bajo la consigna "Ni una menos".

Recomendado

Más taringadas

Suscribite !